Boda. Carlos de la Fuente
Boda. Carlos de la Fuente
Boda. Carlos de la Fuente
Arrow
Arrow
Slider

¿Por qué decidimos qué fotos tomar?

autoretrato que fotos tomar

Desde su creación allá por el año 1839, la fotografía siempre ha sido concebida como una herramienta para inmortalizar momentos. Reforzar nuestros recuerdos con un recurso visual que nos permite congelar memorias, lugares, situaciones y tenerlas para siempre. Poseer en formato físico y perenne un recuerdo nos ayuda incluso a mantenerlo aún más presente. Este hecho lo puede llegar a significar todo. Pues como es lógico, los momentos concretos de toda una vida pasan fugaces. Y no siempre tenemos la capacidad de recordarlo todo tal y como fue o sucedió.

Como hemos dicho, esta preciada herramienta nos ayuda a guardar para siempre momentos de nuestra vida tanto personal como familiar o profesional. La fotografía es algo primordial desde que en el siglo XIX comenzara a emplearse y nosotros, como profesionales, queremos hablar sobre cómo este recurso ha ido evolucionando la forma en la que incluso nos comportamos.

Las cámaras nos han dado un gran poder. El de ser capaces de captar un momento y tenerlo para siempre al alcance de tu mano. Y de tus ojos. Lo cual, a lo largo de su historia -a la par de su desarollo-, ha permitido que el ser humano se tome la osadía de decidir cuáles son los momentos más importantes de su vida.

Cómo la fotografía y su evolución nos ha influenciado

Pese a que hoy en día tomar una foto solo nos cuesta 5 segundos de nuestro preciado tiempo, no hace muchos años atrás podían pasar años hasta que una familia pudiera tener, el por aquel entonces, privilegio de echarse una foto. Cuando en los años 30 y 40 el fotógrafo (porque si había alguno cerca, no era más de uno) se recorría media España en su burro visitando pueblos, podían pasar meses. Años incluso. Hasta que una pareja, unos amigos o una familia pudieran inmortalizar su momento.

Siendo de esta manera, uno tenía que pensarse muy bien el momento en el que tendría que hacerse una foto. Porque en la mayoría de ocasiones, solo se tendrían unas pocas de toda una vida. Aunque claro, también se dependía mucho de cuando el fotógrafo apareciera en el horizonte a lomos de su preciosa animal de transporte. En cierta forma, desde la aparición de la fotografía, se comenzaba una jerarquización de momentos vividos y recuerdos reseñables. ¿Hasta qué punto la fotografía nos empezaba a influenciar en cuanto a qué momentos son más relevantes? Por aquellos años, los más arraigados a la familia y a las costumbres (sobre todo actos religiosos o relacionados con esto) serían los momentos más especiales de cada individuo.

Es muy importante tener en cuenta que entonces había enormes dificultades para tomarse una foto. Por falta de dinero, por tiempo, por falta de medios técnicos o de una buena comunicación.. La planificación tenía muchas restricciones que tener en cuenta, hasta tal punto de que si el fotógrafo visitaba tu pueblo o zona, Tenías que echarte la foto ese día, o el tiempo que estuviese allí.

Hoy en día basta una llamada, un correo, un mensaje de WhatsApp para concertar una sesión con tu fotógrafo de confianza. Por lo que la planificación y los preparativos nos permiten tener un gran abanico de momentos que plasmar en las fotografías.

Según la cultura, unos momentos son más importantes que otros..

.. así que lo que en España se fotografía, en la India no. Y viceversa. Todos los factores como religión, familia, recursos, creencias, costumbres, culturas o lenguas de lugares tan diversos como los que existen en nuestro planeta también afectan a la fotografía. En España, por ejemplo, siempre ha sido muy típico fotografiarse y celebrar por todo lo alto la primera comunión. Por otro lado, en latinoamérica, cumplir 15 años es algo tan relevante que hacen fiestas realmente increíbles.

Un ejemplo que a nosotros personalmente nos llama mucho la atención es como en la India, la muerte cobra tal significado, que se fotografía a los fallecidos antes de realizar su funeral y ser despedidos "para siempre" (entre comillas porque allí se cree fervientemente en la reencarnación). Otra curiosa costumbre fotográfica relacionada con la muerte tuvo lugar en la época victoriana en Inglaterra, cuando la tasa de mortalidad infantil era tan alta que, cuando perdían un hijo, las familias se tomaban fotografías con el cadáver. Arreglado y preparado, para tener así un último recuerdo.

Nuestra forma de ver la fotografía

Tras muchos años como fotógrafos y profesionales de la imagen, nuestra forma de ver todo esto se ha ido completando en un camino repleto de pasión y experiencias. Llegando un punto en el que nuestro sentido crítico y profesional conecta con la visión personal que tenemos de la fotografía.

El placer de observar, de mirar despacio. Dejándote llevar por la luz.. Vivimos deprisa, comiendo, volando, a toda velocidad. Miramos fotos como el que mira estampas (me gusta, no me gusta, me enfada..). Para mi la fotografía es disfrutar de "mirar despacio", dejando que tu mente sienta.. (recuerdos, nostalgia, felicidad, soledad..) pudiendo así casi mantener una conversación con la foto que mirar.

No hay comentarios

Agregar comentario